Serra, estandarte de un Betis ilusionante

Betis

Lorenzo Serra Ferrer capitanea el cambio de un Betis que ha ido sufriendo tropiezos múltiples en proyectos varios, para intentar instalarlo en la coherencia y la sensatez desde su seriedad característica, en un Betis multideportivo que va caminando poco a poco para intentar no volver a cometer los errores del pasado.

Redactado por Javier Alves, de Estilo Betis.

Lorenzo Serra Ferrer aterriza con la etiqueta de “apagafuegos” para muchos, aún cuando el Director Deportivo, Miguel Torrecilla es Director Deportivo del Real Betis, tras el enésimo proyecto tirado a la basura, otro proyecto más que mantenía al Betis en la más absoluta mediocridad en tierra de nadie y muy lejos de donde debería estar en el fútbol español.

Seis directores deportivos (Vlada Stosic, Alexis Trujillo, Chuti Molina, Eduardo Maciá y el mencionado Miguel Torrecilla) que fracasaron estrepitosamente en el intento a base de futbolistas desconocidos y de medio pelo, lejanos al nivel que se demanda en un club como el Betis y que desembocan en el desembarco de Serra Ferrer para traer simplemente los dos dedos de frente que hacían falta en el Betis para al menos, a priori, conformar una plantilla acorde al nivel que se requiere en un club como el Betis.

Un nivel de la plantilla del Betis muy elevado

Y Serra Ferrer se pone el mono de trabajo. Y Serra Ferrer trae en su metodología de trabajo, sensatez, coherencia y seriedad, demostrándolo en cada movimiento que realiza en el mercado, tanto en las salidas, como en la negociación de futbolistas que antaño ni se imaginaba que fueran a aparecer por aquí con otros directores deportivos.

Betis

Serra mueve su planificación entre piezas que suenan, es decir, nada de inventos ni monedas al aire, nada de Lolos Reyes, Van Wofsvinkeles ni Damiaos, sólo jugadores que vengan a competir sin más preámbulos, desde el minuto 1.

Futbolistas como Andrés Guardado, Javi García, Zou Feddal, Antonio Barragán, Cristian Tello, Víctor Camarasa, Joel Campbell, Jordi Amat y Sergio León con los que se compone un núcleo de exjugadores de la liga que ya han competido bien en ella en otras etapas, uniéndolos con otros que ya lo hicieron en la última temporada, aunque Serra tampoco se olvida de firmar talento futuro con el internacional argelino Ryad Boudebouz, un futbolista que viene con la vitola de jugador habilidoso, con buen trato de balón que debe demostrar en España, todo lo bueno que ha demostrado en la liga francesa en las filas del Montpellier y por el que se ha apostado fuerte.

Boudebouz viene además a hacer olvidar, a priori, al abanderado del capítulo de salidas, Dani Ceballos, que es traspasado al Real Madrid y que lidera la enorme limpieza de la mediocre plantilla que deja Miguel Torrecilla en su gestión, gracias a un capitulo de salidas sin precedentes en cuanto a lo numeroso, dejando una plantilla corta pero que supera con creces el nivel de la anterior. Plantilla a la que tendrá que dar forma también un nuevo entrenador, Quique Setién.

Un técnico con conceptos e ideas de juego bastante claro, con un estilo definido, siendo por otro lado, muy metódico en su trabajo y de emanar fútbol en sus apariciones públicas.

Betis

Además, este verano, se llega al acuerdo por todas las partes de la salida de Rubén Castro al fútbol chino, una decisión evidenciada más por sus problemas judiciales y su juicio mediático por todo ello que por su deseo real de abandonar el club. Semanas más tarde a su llegada a China, en España, Rubén Castro queda absuelto de sus cargos y, mientras se escriben estas líneas Rubén ya está de vuelta en su casa, en el Betis, para lograr su récord de goleador histórico del Real Betis Balompié para lo que sólo le quedan 3 dianas. Algo que eleva aún más el nivel de una plantilla de calidad claramente superior a la de los últimos años.

Un pacto para expulsar la pantomima

Curiosamente, este verano une en el tiempo la llegada de la sensatez y la coherencia y la expulsión de la pantomima, la mentira, el daño, la apropiación indebida y el saqueo gracias a un pacto económico con el que se intenta entregar el Betis a los béticos. Justamente, cuando se va demostrando lo que han hecho con el Betis aquellos que lo secuestraron por el bien propio.

Un secuestro al Betis en manos de los que sólo vinieron a llenarse los bolsillos a costa del amor incondicional a sus colores. A costa de los béticos. A costa de no importarle anclar a un club en el tiempo y llevarlo al precipicio si era necesario en pos de lucrarse con él, sin importarles llevar al borde de la quiebra económica al club de todos los béticos con una deuda que oscila los 90 millones de euros, deuda que se ha aliviado gracias al trabajo de los que se negaron a más, de los que dijeron basta, de los que decidieron con sus actos que no se podía mantener más en el tiempo el egoísmo de unos pocos en detrimento de todo un sentimiento.

Sólo el tiempo dirá si este pacto alejará definitivamente a manos indeseables de nuestro amado club.

Un Betis multideportivo

Con los errores propios de la entrada o no de la pelota, el Betis camina hoy con varios focos, varias secciones donde seguir labrando su leyenda. Por una parte, el Betis Féminas que está dando la cara como nadie en una Liga Iberdrola con equipos con mucha más tradición y experiencia en dicha categoría, desplegando además buen fútbol gracias a las forma de entenderlo de su entrenadora, María Pry.

Por otra parte, el Real Betis Futsal, un equipo que está luchando por ascender a la primera división de la Liga Nacional de Fútbol Sala, desde su nueva casa, el Pabellón Amate donde los hombres de José María Vidal luchan por llevar el futbol sala verdiblanco a la élite de este emocionante deporte.
No podemos olvidar la salvación del baloncesto para la ciudad, cuando el equipo agonizaba, siendo el Betis el que dio el paso para que no sucediera y se siguiera viendo baloncesto en la ciudad del Betis pero que se viera siempre como se debe de ver, en verdiblanco.

Pese al mal arranque del equipo, todos confiamos en la mejoría de los hombres de Óscar Quintana.
Todo esto añadido, como no, al trabajo con las generaciones futuras, a los canteranos, en su camino hacia su debut en el Villamarín, desde una ciudad deportiva Luis del Sol que sigue nutriendo de futbolistas al primer equipo y a los escalafones inferiores de la selección española, formando las estrellas del Betis del futuro.

Betis

En conclusión, un Betis que camina respirando ilusión tras años maltratados. Sin haber hecho nada aun en este nuevo camino y teniendo que mejorar todavía en secciones y parcelas del club, al menos el beticismo puede vivir todo esto desde un aire respirable tras la contaminación instalada en el club por el capricho de unos pocos cobardes y saqueadores de sentimientos verdiblancos, y el estandarte, el buque insignia de esta ilusión es, sin duda, Lorenzo Serra Ferrer. Un estandarte en el que se exhibe seriedad, sensatez y coherencia, algo que se demandaba a gritos a orillas de la Avenida de la Palmera.

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *