¿Qué ocurrirá el 2D? Análisis del panorama electoral andaluz

Las encuestas previas a la campaña electoral vaticinan un 2D donde todo puede suceder, desde el sorpasso de Ciudadanos al PP-A, hasta un descenso histórico del PSOE-A

Este verano resultó clave para la escena política andaluza. La agenda política se vio marcada por la aparición de un nuevo actor político, Adelante Andalucía, tras un proceso de primarias en Podemos Andalucía bastante difícil para Teresa Rodríguez. Finalmente la política gaditana fue elegida por la militancia, derrotando a la candidata “pablista” Isabel Franco. La victoria de Rodríguez se tradujo en la constitución de esta confluencia integrada por varios actores políticos andaluces, con la presencia de IU, liderada por Antonio Maíllo, además de dos pequeñas formaciones andalucistas que han contado con un papel clave en el proceso de construcción de la confluencia. Por un lado, Primavera Andaluza, liderada por Pilar González, y, por otro, Izquierda Andalucista, liderada por Pilar Távora. EQUO, por su parte, decidió abandonar la confluencia para constituir una alianza con Iniciativa por Andalucía. Por otro lado, la victoria de Pablo Casado resultó un gran golpe para la ala andaluza del grupo popular, la cual apoyó en su mayoría a la recientemente elegida Consejera de Estado Soraya Saénz de Santamaría.

El regreso del verano llegó con la duda sobre el posible adelanto de la convocatoria electoral. Tras varias semanas de vaticinios, discusiones y debates, con acusaciones de incumplimiento de acuerdos, de “teatro” político, el 8 de octubre se deshojó la margarita y la presidenta Susana Díaz convocó elecciones. El período previo estuvo envuelto ya en un aroma de precampaña. Albert Rivera se desplazó a Andalucía para anunciar, junto a Juan Marín, el cese del acuerdo de gobierno. Pablo Casado mostró en público su apoyo al candidato popular Juan Manuel Moreno. Por último, el tándem Maíllo/Teresa protagonizó su Vuelta a Andalucía particular, construyendo el programa de Adelante Andalucía.

En septiembre, semanas antes de la convocatorio de los comicios, SocioMétrica publicó un interesante sondeo para el medio El Español. Este sondeo nos otorgó varios titulares, destacando el descenso de más de 8 puntos del PSOE-A y la consumación del “sorpasso” en la derecha, debido a una increíble subida de Ciudadanos, formación que prácticamente triplicaría sus resultados de 2015, alcanzando un 23% de voto. En una análisis más en profundidad, vemos como como la intención de voto (IDV) señala un panorama electoral muy complejo y apretado. El PSOE-A lidera la parrilla de salida, con un 17% de IDV, mientras Adelante Andalucía  parte con una levísima ventaja sobre Ciudadanos y PP-A, pudiendo hablar de un empate técnico entre las tres formaciones.

Siguiendo con el análisis del sondeo, vemos como la mitad de los votantes del PSOE-A dudan en repetir su voto, pudiendo ser “infieles” el 2D. La mayoría de estos votantes se encuentran indecisos (17,6%) o se desplazan hacia Adelante Andalucía (10,4%). Es en este punto donde encontramos uno de los puntos claves para pronosticar los resultados de estas elecciones andaluzas. Como señala Sebastián Lavezzolo en el blog Piedras de Papel, la competición entre UP y PSOE se centra en el espacio ideológico entre el 3 y el 4, espacio donde se ubican más de un un cuarto de los andaluces. Además, este votante también se encuentra en el NS/NC de la IDV, segunda formación si fuera un partido político con un 16%. Si miramos hacia la derecha, uno de cada cuatro votantes del PP eligirían a Ciudadanos, lo que unido a la capacidad de la formación naranja para fidelizar su electorado, permite pronosticar un auge enorme para Ciudadanos.

Avanzando en el tiempo, este mes hemos encontrado dos encuestas. La primera de ellas es la realizada por Aurea Project para EsDiario. A diferencia del anterior, muestra un descenso menor del PSOE-A y del PP-A, así como un auge menor para Ciudadanos y una situación similar a la señalada por SocioMétrica para Adelante Andalucía. Según otros sondeos que hemos consultado, parece que el de EsDiario es el que más se aleja de la tendencia demoscópica. Por ejemplo, plantea la posibilidad de una mayoría absoluta para una alianza Marín-Moreno, posibilidad prácticamente imposible desde el punto de vista sociológico. Según lo planteado por Aurea Project, Ciudadanos doblaría su voto gracias a la movilización  del electorado que se abstuvo en 2015, pese a que todos los análisis indican que el ascenso de Ciudadanos conllevará el descenso del grupo popular. Por tanto, consideramos que la estimación de Aurea Project es útil para mantener el pronóstico de alguna tendencia, pero adolece de ciertas debilidades.

Otra encuesta reciente es la realizada por Imop Insights para el medio El Confidencial. En él, encontramos un pronóstico más cercano a la situación política actual en Andalucía. Volvemos a ver la caída del PSOE-A, situando a la formación por debajo del 30%. También se repite el auge de Ciudadanos (22,3%), por lo que el “sorpasso” naranja a los populares cada vez se torna más real. El PP se sitúa último, con solo un 20,5%, perdiendo prácticamente al 25% de sus votantes en 2015. Adelante Andalucía mantiene los buenos presagios (21,7%) esquivando la tendencia negativa de Unidos Podemos en el resto de España. Al margen de la estimación de voto, este sondeo nos deja varios datos muy interesantes. El más relevante es que pese al ascenso de Ciudadanos, solo uno de cada ocho andaluces conoce a Juan Marín. Debido a ello, Ciudadanos ya ha anunciado que la campaña será compartida con Inés Arrimadas y Albert Rivera, por lo que paliarán esta carencia de conocimiento a su líder.

Para ir finalizando el análisis de este baile de sondeos y encuestas propio de cualquier período preelectoral, debemos señalar el trabajo de Electomanía y su ElectoPanel, acompañado de una ElectoPorra andaluza. Indican unos datos similares a los señalados, con un práctico triple empate en la oposición y una caída del PSOE-A insuficiente para hacer peligrar su victoria el 2D. Además, la tendencia comienza a señalar la resistencia del PP-A a un posible “sorpasso” ciudadano.

Como conclusión para este análisis, a partir de las premisas que hemos ido señalando, vamos a plantear una serie de preguntas a despejar este 2D:

1) ¿Cuánto caerá el PSOE-A?, ¿se mantendrá por encima del 30%?

2) ¿Habrá “sorpasso” naranja?, ¿cuál es el límite para la formación naranja?, ¿hasta qué punto les perjudicará el desconocimiento a su candidato Juan Marín?

3) ¿Será capaz Adelante Andalucía de convertirse en una alternativa al PSOE-A?, ¿logrará cautivar al votante de centro izquierda?

4) ¿Cuánto caerá el PP-A?, ¿afectarán las desavenencias internas?, ¿evitará el “sorpasso” naranja?, ¿logrará fidelizar a sus votantes y frenar la fuga de voto hacia Ciudadanos?

5) ¿Cuántos escaños sumará el bloque de derecha?

 

 

 

Dani Valdivia

1 Comment

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *