11 películas que no habría estado mal que hubieras visto en 2017

Mejores películas de 2017

El año se acaba. Es una realidad impepinable. Por eso los seres humanos que conformamos Anochece, que no es poco, tras meditarlo de manera bastante concienzuda, hemos confeccionado una lista con las 11 mejores películas de 2017.

Redactado por Arturo Hacha, Rocío Ponce, Rafa Castaño, Álvaro Ochoa y Diego Verano.

No las mejores, importante matiz. Al cierre de este artículo quedan pendientes estrenos importantes como Star Wars: Los últimos Jedi, Wonder Wheel (el siempre esperado regreso de Woody Allen a la cartelera), The Disaster Artist (ejercicio de metacine de James Franco, alabado por la crítica y festivales prestigiosos como el de San Sebastián, al que muchos comparan con la imprescindible Ed Wood). Estaremos pendientes.

Pudiera ser que leas este texto y se te ocurran otras 10. Sería maravilloso. Como también lo sería que nos dejases en comentarios si coincides con nosotros o si tienes otras películas en mente. Aquí van nuestras 10.

LA LA LAND

(EEUU. Director: Damien Chazelle. Reparto: Emma Stone, Ryan Gosling)

Es la película que todos esperan encontrar en este listado. Y aunque fui yo quien quiso hablar sobre ella, ahora lo veo como un verdadero marronazo. Aquí la tienen, la hemos puesto y además porque se lo merece. Quizá sea difícil encontrar algo que no se haya dicho a estas alturas sobre La La Land, pero tendré que correr el riesgo.

Damien Chazelle cogió a esta pareja, que resulta que forman Ryan Gosling y Emma Stone, parar narrar la historia de dos jóvenes más intentando sobrevivir en el competitivo mundo de la música y el cine (y el amor). Estos son mis 10 motivos para que La La Land esté en este listado de las mejores películas del 2017 -a Internet le encantan estos listados-:

  • Por hacerme pasar por cien mil estados de ánimo en una sola película
  • Por dejarme creer en los sueños
  • Y en el amor para siempre
  • Por meterme ese dulce soniquete en la cabeza
  • Porque me arrancó innumerables sonrisas y también algunas lágrimas
  • Por enseñarme que no solo hay un final feliz (o sí)
  • Por crear un mundo mágico valiéndose de los mejores musicales de la historia
  • Por llenar de color y alegría cada fotograma de esta realidad fantástica
  • Por la química de Ryan y Emma
  • Por contar la historia que no fue (siempre me han parecido las mejores)

¿Y qué más da si al final el Oscar a la Mejor Película no fuera para La La Land? No sé si dentro de 50 años se hablará de La La Land como hablamos hoy de Casablanca.

Lo que sí recordaré durante muchísimo tiempo es lo que sentí cuando salí del cine y lo haré porque me sigue emocionando del mismo modo el simple hecho de oír las primeras notas de su canción principal.

Mejores películas de 2017

FUENTE: filmcutting.com

LOGAN

(EEUU. Director: James Mangold. Reparto: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Dafne Keen, Boyd Holbrook, Stephen Merchant)

Soy el mejor en lo que hago, pero lo que hago no es muy agradable. Así se define Lobezno en esa maravilla de cómic que es Wolverine (Chris Claremont, Frank Miller). Toda una declaración de intenciones. Un personaje sin el que no se entiende el noveno arte – un arte, sí – de los últimos 40 años.

Como si fuera un homenaje a su creador Len Wein, fallecido poco tiempo después del estreno, Logan es el canto de cisne de Lobezno en el cine. Y es el cierre perfecto.

Año 2029. Hace 25 años que no nace ningún mutante. Logan, más conocido como Lobezno entre amigos y enemigos, trabaja como conductor de limusinas para despedidas de soltera y eventos familiares. Es un hombre diferente. Barrunta la idea del suicidio, usa gafas para leer de cerca, ha perdido la fe si es que alguna vez la tuvo; Logan es mayor. Convive con Caliban, un mutante que puede localizar a cualquiera de sus congéneres en cualquier parte del mundo, y con un muy anciano profesor Charles Xavier. Los tiempos de aventuras pasaron, ellos no eran los elegidos. Toca sobrevivir. Pero algo hace que Logan deba rescatar a Lobezno.

James Mangold dirige por segunda vez a Hugh Jackman en este papel. La primera tomó como punto de partida la etapa japonesa de Lobezno, precisamente en Wolverine, cómic antes mencionado. Fue un quiero y no puedo. Faltaba algo. El personaje adolecía de falta de punch. En otras palabras, le faltaba contundencia. Necesitaba violencia. En esta película Mangold – sí, el de Kate & Leopold – se adhiere a la estela de hilarantemente carnicera Deadpool y brinda la que, muy posiblemente sea la versión más fidedigna de Lobezno en pantalla grande. Esta versión más sanguinolenta nos demuestra que al canadiense con capacidad regenerativa más famoso de la historia la violencia explícita le va como el tomate al salmorejo. Efectuado este símil gastronómico, profundicemos.

Logan es un western. Para afirmar tal cosa no nos apoyaremos en la referencia directa a Raíces profundas, ni en que Caliban en cierto momento luce un poncho y un sombrero al más puro estilo vaquero. Tampoco seremos unos desvergonzados señalando que Logan se hace acompañar por un anciano tullido y un crío – cría en este caso – como algún sheriff de alguna película de Hawks en cuyo título hay una referencia fluvial explícita. No es no. Ni mucho menos deslizaremos que existe cierto descreimiento en la actitud de Logan al más puro estilo William Munny. Que no. Y nunca osaríamos insinuar que el principio de la historia tiene lugar en la frontera entre México y Estados Unidos, como en docenas de westerns. Definitivamente no. Es un western por el espíritu que alberga, por las convicciones de Logan.

Que lo que haga no sea agradable no implica que no sea a favor de un bien puro. Quizá sea algo carnicero en sus formas, quizá cercene demasiados miembros, pero todo lo hace porque siente que tiene que hacer lo correcto. No quiere hacer lo que hace, pero un héroe – ya tenga superpoderes o una placa en forma de estrella – debe hacer lo que debe hacer. Debe afrontar las adversidades, sobreponerse, levantarse. No tiene nada que ver con las garras.

Hablemos de Hugh Jackman. Pocas simbiosis iguales entre personaje y actor se recuerdan. Él es Lobezno y Logan. Logra mostrar el lado más humano y torturado del mutante. Ejecuta una interpretación brillante, consciente de que era la última vez. Ha dejado el listón tan alto, que ya sólo en cuanto a carisma parece impensable que nadie pueda, ni deba, volver a dar vida a Logan.

Dentro del resto del reparto destacan Sir Patrick Stewart – brillante como siempre – y la sorprendente Dafne Keen – nacida en Madrid, por cierto – que apabulla como digna heredera de las garras de Lobezno.

Mención especial al emocionante cierre musical, cortesía de Johnny Cash.

Posiblemente lo más destacable que se pueda decir de Logan es que no es una película de superhéroes al uso. Es diferente. Casualmente el héroe tiene capacidades especiales que ningún otro ser humano tiene, pero eso no define la historia. Bien podría haber tenido una canana y un Colt Dragoon. No es tan fácil de odiar por parte de los puristas intransigentes – ¡algunos en este mismo programa! – que desprecian cualquier película que incluya mallas, capas o adamantium. Logan consolida que el cine de superhéroes puede ser simplemente cine. Y del notable.

Nota: Dos días después de terminar esta reseña, la National Board of Review (asociación de críticos de Nueva York) ha elegido a Logan como una de las 10 mejores producciones de 2017.

Mejores películas de 2017

FUENTE: bustle.com

SILENCIO

(EEUU. Director: Martin Scorsese. Reparto: Andrew Garfield, Adam Driver, Tadanobu Asano, Ciarán Hinds)

De pequeño vi a Liam Neeson hacer de Qui-Gon Jinn en Star Wars. Me marcó. Lo encasillé y repudié todo lo que hizo hasta que apareció, furtivamente, en Silencio. El papel de Maestro Jedi en La amenaza fantasma y el del Padre Ferreira en este filme son el mismo. Sirven para poner paz en el caos y certezas en las dudas.

A ellos llegan pupilos venidos de lejanos lugares en busca de acción: Obi Wan Kenobi primero, el Padre Rodrigues después. O Ewan McGregor primero y Andrew Garfield después. He ahí otro hito conseguido por el septuagenario Martin Scorsese.
Andrew Garfield es importantísimo para que yo esté aquí escribiendo de esta película. Garfield, que ya me había angustiado en el mejor sentido de la palabra como objetor de conciencia en Hasta el último hombre, consigue que me crea que un cura portugués puede tener la apariencia del Che Guevara.

Una actuación prodigiosa que contagia al, supongo que intencionadamente, inexpresivo Adam Driver. Lo más parecido a un moái de la Isla de Pascua es el Padre Garupe, acompañante de Rodrigues en busca de Ferreira.
Un viaje desde Portugal hasta Japón en el siglo XVII para mostrar una trama original, creíble y a la vez impactante. Un argumento que navega constantemente entre lo religioso y lo bélico. “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”. De (y con) esa premisa parten Rodrigues y Garupe. El tránsito hasta (y por) el implacable e intolerante país oriental se torna maravilloso para el espectador cuando el mexicano Rodrigo Prieto utiliza la dirección de fotografía casi como un personaje, maligno y agobiante, más.

Impecable factura que fue reconocida con una nominación en una categoría en la que también ganó el pasteleo de La La Land. 14 nominaciones y 6 estatuillas para el musical, 1 nominación y 0 premios para este Silencio del que te hablo.
Se trata de una adaptación de la novela del mismo nombre del escritor nipón Shusaku Endo que publicada en 1966 y rescatada medio siglo después en una hora y cuarenta minutos de cine.

Quizá uno de sus pocos defectos sea la opción de contar lo mismo en menos tiempo. Aun así, ruego a quien me lea a animarse con este drama que invita a reflexionar y poner en valor la fe frente al sacrificio personal y colectivo. La profundidad argumental de esta cinta es un potente Silencio.

Mejores películas de 2017

FUENTE: awardscircuit.com

MANCHESTER BY THE SEA

(EEUU. Director: Kenneth Lonergan. Reparto: Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler)

A todo el que he recomendado ver Manchester by the sea le he dicho que es una película que cuenta lo peor que puede sucederle a una persona. Y lo digo con la tranquilidad de que no he visto en mi vida, ni alcanzo a imaginar, un drama personal mayor que el del oscarizado personaje de Casey Affleck.

El ritmo del filme, ciertamente lento, se justifica con la narración y descripción del personaje y el entorno. De la incomprensión pasas al rechazo y finalmente a la compasión. Todo a través del cuentagotas del que se sirve el guión para que unamos el puzzle de lo sucedido.

Y sí, queridos detractores del pequeño Affleck (que no son pocos por este y otros motivos de mayor peso que no vienen al caso, el Oscar -y que lo mereciera- se puede conseguir manteniendo casi la misma expresión durante más de 130 minutos.
Si en lugar de películas hablásemos de las grandes escenas del 2017, tendríamos que hablar de la escena “del carrito”. Ese careo entre el protagonista y su ex mujer consigue remover las tripas del más insensible. Es uno de esos encuentros que cortan la respiración, uno de esos momentos de la vida en los que el perdón asoma por la puerta y la razón y el corazón entran en batalla. Ese nudo que lleva toda la película en tu garganta se agarra más fuerte en ese instante y te acompañará durante horas y probablemente días. Ahí el cine consigue su propósito.

Manchester by the sea busca acercarse a la compleja mente humana en situaciones extremas, habla de la capacidad de perdonar al otro y a uno mismo. Parece fácil, pero no lo es. Tampoco es sencillo verla, pero sí necesario.

Mejores películas de 2017

FUENTE: techcrunch.com

SICILIAN GHOST STORY

(Italia. Directores: Fabio Grassadonia, Antonio Piazza. Reparto: Sabine Timoteo, Vincenzo Amato)

Una de las mayores sorpresas que me llevo de la edición de Festival de Cine de Sevilla de este año. Una fábula dotada de una sensibilidad muy especial capaz de aunar todos los sentimientos propios de la adolescencia (incomprensión, obsesión, tristeza, ilusión) envueltos dentro de una historia de la mafia italiana, que a su vez se envuelve dentro de una historia de amor adolescente capaz de superar todas las barreras espacio-temporales a las que se ve obligada a enfrentarse.

Una película sencilla, sin grandes alardes, que poco a poco consigue lo más difícil en el cine: emocionar al espectador gracias a un guion capaz de combinar tanto sentimientos como cine de denuncia. Una pequeña joya del cine europeo que incomprensiblemente ha carecido de distribución comercial y que sin lugar a dudas merece ser vista y admirada por el gran público.

Mejores películas de 2017

FUENTE: otroscines.com

FRANTZ

(Francia. Director: François Ozon. Reparto: Paula Beer, Pierre Niney, Marie Gruber)

El cine francés es quizás el que goza de mejor salud de toda Europa. Sin importar épocas ni estilos, siempre encontraremos nombres que merezcan la pena. Desde Abel Gance o Méliès, pasando por Renoir, Tourneur, Dassin, Clouzot, Bresson, así como los más conocidos nombres de la Nouvelle Vague, los amantes del cine disponemos de un enorme tesoro gracias al país galo. Entre la terna de sus directores contemporáneos destacan, por sólo dar algunos nombres, Jacques Audiard, Olivier Assayas (nos encantó su Personal Shopper), o François Ozon. Hace poco supimos que la Asociación de Críticos Norteamericanos (NBR, en sus siglas inglesas) ha elegido su película Frantz como una de las cinco mejores del año, de entre todas las filmadas fuera de Estados Unidos. No nos extraña.

Entre otras cosas, la película demuestra que las grandes historias no caducan. Hace casi cien años, una joven alemana ve, durante sus visitas a la tumba de su prometido, caído en la Primera Guerra Mundial, a un joven francés que deja allí unas flores. Comienza entonces para ella el misterio y, para ambos, el acercamiento que da luz a toda la película, en un escenario que, jugando con el blanco y negro y el color, está plagado de sombras. Las sombras del recuerdo, de la muerte, del remordimiento, de los prejuicios nacionalistas que, hoy más que nunca, vuelven a manchar Europa. Y ese drama nos llega, nos mancha, nos entretiene y, como el amor y la melancolía, nos duele y nos cura.

Basada en una película de Ernst Lubitsch, que adapta a su vez una obra de teatro de Maurice Rostand, Frantz ofrece magníficas interpretaciones de Paula Beer y Pierre Niney, la pareja protagonista. Gracias a su interpretación de la desgarrada Anna, Beer fue premiada en el Festival de Venecia y nominada en los Premios del Cine Europeo y los César.
Si tuviéramos que resumir Frantz en una frase, si nos viéramos obligados a enganchar a quien nos lee con una sola fórmula, diríamos que esto es cine clásico hecho en el siglo XXI.

Un cine directo, seguro, académico en sus más profundas costuras, pero al mismo tiempo libre, con una libertad bien entendida, moderada, que nunca rompe el ritmo ni el tono de esta historia y que permite, contando lo de siempre, seguir haciéndonos gozar con las viejas historias, las que nunca envejecen.

Mejores películas de 2017

FUENTE: ew.com

LA LLAMADA

(España. Directores: Javier Ambrossi, Javier Calvo. Reparto: Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo, Richard Collins-Moore)

Los Javis están de moda. Y Ambrossi y Calvo, pareja profesional y sentimental, se lo han ganado a pulso. Hace años, cuando ellos y su amiga Belén Cuesta sentían que su carrera como actores se esfumaba entre malos trabajos y papeles inexistentes, a Calvo se le ocurrió una idea: escribir un musical. Un musical, claro, realizado en gran medida por amigos, con poco dinero, que iba a necesitar de muchas visitas y muchos portazos en la cara. Finalmente, el Teatro Lara les permitió hacer algunas sesiones en su vestíbulo.

Llegado el día, comenzó a llegar gente. Y a la gente le gustó. Y esta obra, este empeño, pasó al escenario principal. Allí la han visto, en cuatro años, más de 300.000 espectadores. Y su afortunada adaptación cinematográfica hará de combustible para que estos jóvenes sigan batiendo récords.

Lo han hecho con una historia que, a todas luces, no puede echar más para atrás: dos chicas en un campamento católico se quedan castigadas un fin de semana, mientras sus compañeras se van de excursión. Pasarán esas horas con dos monjas: la generala vieja y la joven, buena y torpe. Y, mientras, recibirán una visita inesperada.

Son muchos los aciertos de este musical, que pudimos disfrutar en el teatro y en el cine. Quizás el más sorprendente, viniendo de quienes viene, es que debería ser de visionado obligatorio para todos los catequistas y predicadores apulgarados, expertos en el arte de espantar a los muchachos con sus viejos preceptos y sus apolilladas canciones. Quizás no sale uno del cine con ganas de leer la Biblia (algo que sí ocurría, y cómo, tras ver Hasta el último hombre, la última de Mel Gibson), pero dentro del cine religioso, y especialmente en un país como España, que tantos pesos, dolores y sombras arrastra en este aspecto, esta es una fantástica oportunidad para entender a quienes hacen de la fe cristiana una parte fundamental de sus vidas.

Pero no nos olvidemos de lo esencial, de lo que ha hecho que La llamada triunfe como lo ha hecho: hace reír, y lo hace con una efectividad casi total. Hay buenas comedias españolas, pero hacía tiempo que no nos encontrábamos con un producto original, que no repitiera recetas manidas con las que las grandes productoras nos han alimentado en los últimos años.

No ha triunfado tanto como Ocho apellidos vascos, que fue un fenómeno sociológico similar al que hoy protagoniza Patria en las librerías, pero no importa, porque esta es una película mucho mejor.

Belén Cuesta, con una interpretación que homenajea a Pepe Viyuela o Faemino y Cansado, es la estrella del elenco, completado por Macarena García, Anna Castillo, Gracia Olayo y Richard Collins-Moore en los papeles principales. La canción de Leiva engancha y suena, nunca mejor dicho, a Goya. Nosotros también sentimos la llamada.

Mejores películas de 2017
FUENTE: deaplaneta.com

EL SACRIFICIO DE UN CIERVO SAGRADO

(Reino Unido. Director: Yorgos Lanthimos. Reparto: Colin Farrell, Nicole Kidman, Barry Keoghan, Sunny Suljic, Raffey Cassidy)

Como ya dijimos… (ver aquí)

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL .2

(EEUU. Director: James Gunn. Reparto: Chris Pratt, Zoe Saldaña, Kurt Russell, Dave Bautista, Vin Diesel, Bradley Cooper, Michael Rooker, Karen Gillan)

En un año en el que el cine comercial no ha parecido estar demasiado atinado, es de agradecer que Marvel no haya bajado el listón de sus superheroicas producciones y que nos haya brindado una fantástica secuela, que si bien carece del factor sorpresa que hizo de su predecesora una de las grandes revelaciones de 2014, consigue mantener un nivel muy elevado dentro de los cánones del blockbuster actual.

El éxito de la película va mucho más allá de las espectaculares escenas de acción y sus efectos especiales propios de una superproducción de estas características, sino que se basa en el desarrollo del variopinto grupo de antihéroes que presentó su predecesora. Unos personajes completamente redondos amparados por un guion que se encarga de cuidar bastante la relación entre todos ellos (demostrando que es un blockbuster atípico al prestar más atención a los propios personajes que a la acción en sí, sin que esta tampoco quede descuidada), y que deja en el recuerdo un emocionante tramo final.

Sin duda, el mejor blockbuster de este 2017 y al que solo cabe echarle en cara un exceso de chistes y bromas que también parecen compartir otras películas recientes de Marvel.

Mejores películas de 2017

FUENTE: cinepremiere.com

COCO

(EEUU. Directores: Adrián Molina, Lee Unkrich. Reparto (animación): Luis Ángel Gómez, Gael García Bernal, Marco Antonio Solís, Angélica María, Elena Poniatowska, Angélica Vale

Coco tiene un fallo tremendo. Pantagruélico, abismal, inabarcable, monstruoso. Ese error tan insondable se titula Frozen: Una aventura de Olaf y es el corto – no tan corto – que la precede. Tradicionalmente, Pixar nos presenta un corto – por lo general notable – como telonero del largometraje en cuestión. Siempre suele ser una grata sorpresa. Un acierto que refuta el talento de sus creadores.

De este modo hemos podido disfrutar de maravillas como For the birds (Monstruos S.A.), Day & Night (Toy Story 3), Partly Cloudy (Up) o la muy infravalorada Lava (Del revés). Con Coco han decidido obviar esta tendencia. Esta secuela de Frozen es insufrible. Dura 21 minutos que parecen 21 lustros. Resulta anodina, ñoña, aburrida, intrascendente. No, no me ha gustado mucho. Lo mejor que tiene este corto execrable es que, cuando termina, empieza Coco.

Empecemos asumiendo que incluir en la misma frase “genialidad” y “Pixar” es pleonasmo. Prácticamente axioma, si obviamos las películas relacionadas con coches, viajes de Arlo, princesas con nombres de ciudad extremeña o alguna secuela desafortunada (véase Monstruos University). Dicho lo cual: Coco entra en mi top 5 de películas Pixar.
Es la historia de Miguel, un niño cuyo mayor sueño es convertirse en músico, pese a la prohibición de su familia. Accidentalmente, acaba en la Tierra de los Muertos. Allí conoce la verdadera historia de su familia.

Coco compone un preciso y precioso fresco costumbrista del México más tradicional, prestando atención a cada detalle importante sobre su folclore. La forma de contarlo resulta natural. Todo parece innovador, interesante y, sobre todo, prodigiosamente relatado. Instructivo sin llegar a ser condescendiente. Supone una invitación a conocer más de la cultura mexicana. Es uno de los grandes aciertos de la película.

Respecto a la música original- aquí se canta mucho y bien – cabe indicar que está al nivel de Toy Story (1995). “Recuérdame” es un clásico instantáneo, por poner un ejemplo.
El doblaje ha venido envuelto en cierta (y absurda) polémica debido a que la versión estrenada en España cuenta con las voces de los actores mexicanos. Y no puede ser menos lógica. Destaca sobremanera la interpretación de Gael García Bernal. Es Héctor, el buscavidas que hace las veces de sidekick de Miguel. Entra de pleno derecho en la galería de héroes animados. Funciona con solvencia como referente cómico pero brilla cuando conocemos sus motivaciones.

Casi todo transcurre en la Tierra de Muertos, representación mexicana del Más Allá, que remite algo a La novia cadáver (2005) y que es una prueba más de que visualmente parece que no hay nada que se le resista a los creativos de Pixar. Un fastuoso espectáculo de color – alebrijes incluidos – rebajado con cierta sobriedad que dan como resultado un escenario idílico para que la acción tenga lugar.

La historia fluctúa entre lo inspirador, lo trágico y lo emotivo con pasmosa facilidad. En algún momento – principalmente cuando se produce una revelación que provoca que se inicien las hostilidades sentimentales – parece obvio que la película va a caer en lo barato; incrementando el componente melodramático como si de una película alemana de sobremesa se tratase. Pero no. Justo en esos momentos el pulso es más firme que nunca. El ingrediente principal es lo emotivo: la familia, el amor por la música, el legado, el respeto a las tradiciones. Esta incidencia en lo afectivo ocurre siempre con una sutileza deliciosa.

Es francamente difícil no emocionarse con Coco. Salvo que seas un dolmen particularmente insensible.

Mejores películas de 2017
FUENTE: screenrant.com

MOONLIGHT

(EEUU. Director: Barry Jenkins. Reparto: Trevante Rhodes, Naomie Harris, Mahershala Ali, Janelle Monáe, Ashton Sanders, André Holland)

La mera mención de esta película remite al escándalo de los Oscar de este año. El ya histórico error de Warren Beatty y Faye Dunaway. El corte de rollo más abrupto de la Modernidad sufrido por los creadores y admiradores de La La Land. Pero es mucho más.

Moonight es una película profundamente desarmadora, provista de una inteligencia emocional que puede llegar a arrollarte y que seguro hará que te replantees si realmente has sufrido alguna vez. Servidor se sintió muy pequeño la primera vez que la vio. Tiene como punto de partida una obra teatral – de título poético a más no poder – de Tarell Alvin McCraney:: In moonlight black boys look blue (conviene recordar que blue en inglés también significa triste).

Cuenta la historia de Chiron, un chico afroamericano gay que vive en un barrio marginal de Miami, a través de tres etapas de su vida: infancia, adolescencia y madurez. Un retrato durísimo sobre la supervivencia en un entorno hostil agravado por la marginación social por su condición sexual.

Permítaseme el ejercicio demagógico, pero Moonlight es necesaria. En una sociedad, aún tan retrógrada, en la que se sigue mirando con incredulidad y desprecio a gente que comete el pecado de querer a alguien de su mismo sexo, este golpe en la mesa es necesario. Y no es sólo mensaje. La forma en la que envuelve el fondo con delicadeza y casi lirismo merece cada uno de los premios. Es una película que irradia sensibilidad a cada plano, que refleja realidades durísimas, descorazonadoras en varios momentos. A veces lloro tanto que creo que me voy a convertir en gotas, dice un adolescente Chiron cuando se desahoga con un amigo. Puede parecer una frase efectista, de otro tipo de película más barata, pero llegados a ese punto de la historia es prácticamente imposible que no asientas conforme se enuncia.

Chiron tiene dos referentes claros. Uno es su madre, drogadicta, que no se ocupa de él y que sólo cae en la cuenta de que tiene un hijo cuando precisa alguna ayuda para seguir con su adicción. Tremendamente odiable Naomie Harris, pero a la vez frágil y desamparada. Y luego está Juan, un ángel de la guardia disfrazado de traficante de drogas que enseña a Chiron que debe luchar por lo que quiere ser en la vida. Mahershala Ali, Oscar al mejor actor de reparto aparte, está estratosférico. Cálido, protector. No tiene mucha presencia en el metraje pero es un pilar fundamental del éxito y la profundidad emocional de Moonlight.

Mejores películas de 2017
FUENTE: portalitpop.com

Retamos a cualquier lector de este artículo a que no se estremezca con la revelación que le hace Chiron a Kevin en la última escena de la película.

Moonlight es la mejor película de 2017.

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *