La antigua discoteca Boss desaparece del barrio de Triana

El edificio que anteriormente era conocido como discoteca Boss, ubicado en la calle Betis 67, desaparecerá a cambio de la construcción de una veintena de viviendas con vistas al río Guadalquivir, la Torre del Oro y la Catedral de Sevilla.

El inmueble se construirá sobre un solar de unos 800 metros cuadrados. Este contará con una planta baja, una primera y segunda planta y además dos sótanos que se utilizarán como plazas de aparcamiento, por lo que se construirán muros pantalla, teniendo estos una profundidad de 6 o 7 metros para evitar cualquier filtración del río Guadalquivir.

El edificio tendrá salida a dos calle, correspondiendo su fachada a la conocía calle Betis y parte trasera a la calle Fortaleza. Dado la protección urbanística D con la que cuenta el edificio, la fachada deberá permanecer en la calle Betis, pero podrán modificar la parte trasera que comunica con la calle Fortaleza. Asimismo, dentro del edificio habrá una vía que comunique estas dos calles.

La Comisión Provincial de Patrimonio, exige realizar la prospección arqueológica antes de derribar el inmueble. Así, se podrá constatar si no existen restos de valor en el subsuelo.  Es preciso recordar que entre el siglo XVII y XVIII se sospecha que en el solar pudo haber almacenes de pólvora. Se constata así que las búsquedas podrían disparar algo de luz sobre las actividades llevadas a cabo siglos atrás.

Otras curiosidades que salieron a luz es la embocadura  que había y conectaba  con el río Guadalquivir o que a finales del siglo XIX y XX, se construyó en el lugar un almacén de materiales de hierros.

Fue posteriormente cuando este edificio dejó asentar la discoteca Río. Allí mismo, el joven empresario Rosauro Varo, abrió la discoteca Boss, en donde se recuerdan largas colas para poder acceder  al lugar de moda de la noche sevillana.

El fin del negocio fue provocado por las quejas y denuncias de los vecinos ante el Ayuntamiento de Sevilla ya que el local concentraba muchas personas en la calle Betis.

 

Ana Lisa Stoichici

Estudiante de Periodismo ligada al mundo de la comunicación.

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *