Joaquín Bellido : “Luchar contra el sistema establecido es difícil, pero lograremos representación”

Ya ha comenzado la puesta a punto en Andalucía para los diferentes partidos políticos. Hoy hemos tenido la oportunidad de contar con Joaquín Bellido, líder de la formación andalucista Andalucía Por Sí.

 

Buenos días Joaquín, ¿podría contar cómo fue el surgimiento de su partido?

El partido surge en noviembre de 2016, tras un periodo como plataforma ciudadana y social que reivindicaba el surgir de un instrumento político útil para Andalucía, de exclusiva obediencia al pueblo andaluz. Las elecciones generales del 26 de junio suscitaron un debate sobre la participación en las elecciones que desembocaron en el inicio de Andalucía Por Sí como partido, de hecho sus adheridos, antes del 26J, decidieron no presentar candidatura a las elecciones generales, en cambio, sí fue masivo el apoyo a la constitución del partido.

 

Recientemente celebraron su Congreso Nacional, ¿qué supone para usted el logro de movilizar tanta gente en él?

Supone responsabilidad porque hay ilusión e intentamos no defraudar a nadie. Y sin embargo, supone sobre todo mostrar las ganas de marcha y de diversión que tenemos. Me explico. Desde las elecciones del 26 de Junio hemos evidenciado la necesidad de representación nacionalista desde Andalucía. Los 61 diputados que representan a Andalucía están amordazados.

En los presupuestos de 2017, el Partido Popular junto a Ciudadanos nos borraron del mapa e hicieron lo mismo en 2018. Las inversiones en infraestructuras son mínimas y no se ejecutan. La corrupción fue el motivo de expulsión del gobierno de M. Rajoy, pero llegó el PSOE de la mano de Podemos y no ha cambiado nada, de hecho a priori tampoco se contemplan inversiones para acabar con los problemas de infraestructuras. Andalucía vuelve a perder, porque los diputados andaluces están a merced del aparato socialista y de lo que ordene Pablo Iglesias.

Cuando hablamos de diversión hablamos de no tener que responder ante nadie y poder decir lo que pensamos, hacer propuestas sin mirar a Madrid como hacen todos los demás.

El Congreso que cita, y que es el segundo que celebramos, supuso un motivo de alegría. Por un lado porque es una muestra del funcionamiento del partido de forma interna y donde rendimos cuenta de los dos años de gestión de la Coordinadora Nacional, tal y como recogen nuestros Estatutos, y, por otro lado, presentamos la candidatura de un partido de exclusiva obediencia a Andalucía a las elecciones nacionales andaluzas.

 

¿Podría hablarnos del papel qué juega Andalucía Por Sí en Sevilla, uno de los clásicos fortines andalucistas? 

El partido está creciendo. Nuestro objetivo desde el principio es crear un proyecto sólido, con militantes que tengan ganas luchar y de cambiar la realidad de Andalucía. Tenemos grupos de trabajo en muchas localidades como Coria del Río, Estepa, Alcalá de Guadaíra, Constantina, Lora del Río, Sevilla, Herrera, Mairena del Alcor, Écija, La Campana, Santiponce…

Andalucía necesita cambiar su situación, y debe hacerlo desde cada municipio, y por supuesto teniendo presencia en el Parlamento Andaluz, Congreso de los Diputados y en el Parlamento Europeo. Andalucía necesita dejar de estar al servicio de los partidos y de los intereses de Estado. Debe dejar de ser colonia de población y contención de los flujos migratorios y sobre todo debe dejar de ser una colonia económica.

 

Tras varias semanas con la incógnita, se ha despejado el interrogante. El 2 de diciembre elecciones, ¿está Andalucía Por Sí preparado para una campaña tan exigente como la andaluza?

Utilizando el símil deportivo, acabamos de ascender y es imposible compararse a los grandes que cuentan con medios y los “medios”. Estamos preparados, sí, como cualquier andaluz o andaluza que está algo más que indignado.

En este partido nos hemos reunido muchos andaluces cansados y cabreados. Estamos hartos de las manipulaciones partidistas, de la corrupción y de estar en el vagón de cola después de los millones que llegaron desde Europa para invertir en Andalucía para su desarrollo socio-económico y que no se invirtieron adecuadamente y de los millones que se recaudan de los andaluces para que luego lo hayan utilizado para usarlos institucionalmente en beneficio de los intereses del partido en el gobierno.

 

Siguiendo con el tema electoral, ¿cuáles son sus expectativas de lograr representación en el Palacio de San Telmo?

Luchar contra el sistema establecido es difícil, pero lograremos representación. Esto acaba de empezar. Tenemos ganas de marcha.

 

La confluencia Adelante Andalucía, conformada por Podemos, IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, ¿les perjudica o les beneficia?, ¿qué opinión tiene usted sobre ella?

Andalucía necesita un cambio. Son 40 años del PSOE en Andalucía y estamos cansados de políticas de recorte y parche. Creemos que es necesario un partido de obediencia exclusiva a Andalucía, no compartíamos el uso electoralista de la “A” junto a las siglas del partido estatalista, y esto es una evolución de la estrategia electoralista, nos parece lo mismo. Como muestra, recuerdo que no participaron el 3 de diciembre en la manifestación en la que se recordó a García Caparrós en Málaga porque en la pancarta rezaba la palabra Soberanía y la cercanía al 1 de octubre catalán les asustó. En cuatro años, nueva estrategia y nosotros seguiremos siendo Andalucía Por Sí.

 

La fecha de la convocatoria, cercana al 4 de diciembre, dotará a los comicios de un matiz andalucista, ¿cómo ve Juaquín Bellido el auge del andalucismo, los debates identitarios en redes sociales sobre Rosalía, Dave, los estereotipos…?

La cercanía al 4 de diciembre no dotará un matiz andalucista, por desgracia. Hay quien tras envolverse en la bandera, ha llegado a Madrid y ha dejado de hablar de Andalucía. Que nadie se engañe, el 2 de diciembre ha sido buscado legalmente como “orden de alejamiento” de los juicios pendientes del PSOE. Tampoco tienen que ver con los aforamientos exigidos por el parlamentario andaluz con voto delegado, Albert Rivera.

El 2 de diciembre es otra muestra más del uso que el PSOE da a las instituciones en su propio beneficio.

 

Muchas gracias Joaquín, ¿le gustaría añadir algo más? Suerte en las próximas elecciones.

Andalucía no se mereció nunca estos cuarenta años de PSOE. No han sido cuarenta años de autonomía, puesto que el PSOE no cumplió con el Estatuto de los 80 y tampoco se preocupó en hacer cumplir el actual. Muchos han usado la autonomía andaluza y su falta de gestión como argumento para ir contra el autogobierno, pero no es culpa de la autogestión autonómica, sino de quienes han gobernado y no han sido capaces de hacer una gestión y administración eficaz, cercana y que cubra las necesidades de las familias, los trabajadores, autónomos y emprendedores. Es la hora de sacar el amor propio. Es la hora de Andalucía Por Sí.

Dani Valdivia

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *