Entre volantes

El traje de flamenca es el único vestido regional que ha evolucionado con los años y que tiene en cuenta las tendencias de la moda.

Redactado por Cristina Pérez, locutora de Viernes de Moda

Un año más, la Feria de Abril alarga su duración para vanagloria de los sevillanos que, no contentos con ello, aprovechan los días previos para hacer reuniones y cenas en las casetas a título particular y privado.
Pero para todas aquellas que quieran disfrutar del albero, los farolillos, las sevillanas, colores y olores que la Feria nos ofrece, aquí van una serie de datos que harán que, si aún no te has decidido por un traje de flamenca, sepas qué vas a ver y qué has de hacer para estar a la última este 2018.

En cuanto a colores, nos vamos a encontrar el color de moda, el buganvilla pero también la tendencia serán el clásico rojo, turquesa, agua marina, el amarillo viene pegando fuerte y diseños en negro liso o en blanco con lunares negros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cuanto a diseño, Sevilla puede presumir de tener las mejores pasarelas de moda flamenca, tales como Simof y We Love Flamenco y en ellas hemos podido entrever lo que será más destacado de mano de diferentes diseñadores consagrados y emergentes.

Han destacado los vestidos de estilo camisero abotonado de mano de los diseñadores Monica Méndez, Rafael Leveque o Angeles Fernández, entre otros. Una tendencia por la que han apostado y que, aunque cueste asimilarla será, sin duda, uno de los patrones de los próximos años.

feria de abril 2018

Por supuesto, cortes clásicos, lunares y popelín, en toda su extensión en cuanto cortes y colores aunque todo parece indicar que esta Feria 2018 ganarán las flores y todos sus derivados en lo que a estampado se refiere.

volantes

Las mangas que dotan de protagonismo al vestido, este año se estructuran en globo o de farol como pudimos ver en la colección “Montpensier”, de Rocío Peralta aunque los sin mangas seguirán existiendo pero parece que es un diseño que tiende a desaparecer.

volantes

El gran protagonista de la Feria, el volante, lo veremos desde la cintura, en cascada, aunque hay que decir que el corte canastero sigue en auge y que la combinación de ambos da resultados espectaculares. Por otro lado, el gran complemento del vestido, el mantoncillo, se paseará por el Real anudado a la espalda o totalmente cruzado potenciando escotes y aportando un abanico de colores que hará que luzcas más radiante si cabe. Cabe destacar que los bordados cobran cada año más protagonismo, y este año no iba a ser menos. Combinados con largos flecos y en colores vivos serán, sin duda, los grandes protagonistas de esta Feria.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las flores serán colocadas con arte, simulando cascadas de colores y en composiciones de diferentes tamaños, formas, texturas y tonos. Atrás queda el estilo Frida Khalo para dar paso a la colocación lateral que, ¡ojo! Nada tiene que ver con la colocación rociera. Afortunadamente este año veremos pocas flores a modo de antena satelital colocada en el casco de la cabeza.

Hay que hacer especial hincapié en el peinado de la flamenca. Ya sabemos que para lucir mejor los complementos, los reyes son los recogidos y semi-recogidos, pero si tenéis una melena que da envidia, haceros una cola baja en dos partes, luciéndola y mimándola.

Añadid complementos, vistosos, originales, y de diseño que no han de ser específicos de flamenca. Afortunadamente, cada año esta tendencia ha ido evolucionando y ganando seguidoras lo que dota al estilismo final de una esmerada originalidad y elegancia.

Y con todo esto, solo falta lucir una gran sonrisa, que es lo más importante y esencial. Apostamos a que, sea cual sea tu estilo, estarás radiante y bella, cosa que todo traja de flamenca logra. Por tanto, a disfrutar y que tengáis una muy buena Feria llena de moda y color.

 

(* Imágenes del desfile de Mónica Méndez)

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *