Año I después de Monchi

monchi

Al mismo tiempo que comenzaron los éxitos del Sevilla del siglo XXI, surgió el rumor. Los sevillistas oyeron y leyeron durante años la cantinela. Este año se va Monchi. Al final, el director deportivo se bajó del barco en marzo de 2016. José Castro se quedó sin el mago de San Fernando y además, le dimitió un Sampaoli que no quiso saber nada del nuevo proyecto del Sevilla.

Redactado por Manuel Ángel González, presentador de Familia Rojiblanca (lunes)

Óscar Arias, a escena

Óscar Arias fue el seleccionado para afrontar uno de los retos más complicados que se pueden imaginar en la historia del Sevilla. Suceder a Monchi. Obligado a llevar al Sevilla a la gloria, o perecer bajo la sombra del hombre milagro que había puesto tierra de por medio. Una exigencia injusta, a todas luces, simplemente por ser el inmediato ocupante del despacho de Monchi. Acertar a la primera, o fracasar.

Por un lado, en Familia Rojiblanca saludamos la decisión de dar la alternativa a Oscar Arias. ¿Quién mejor que su inmediato colaborador para ser sucesor de Monchi? Aunque, por otro lado, después de tanto tiempo con Monchi al frente, la parcela deportiva del Sevilla había adquirido un nivel muy alto y, por tanto, de gran exigencia.

Injusto y cruel papelón para un debutante en el cargo. Pero así es el fútbol, así es el Sevilla. Cargado con tan tremenda cruz, Arias escogió un entrenador que le permitiera gestionar la herencia de un inacabado proyecto, cuyos responsables se habían tirado del barco en marcha, y le permitiera hacer aterrizar al Amateurismo sin necesidad de romper abruptamente con lo que el Sevilla tenía en su plantilla.  Berizzo estaba a tiro, y esa fue su decisión.

Así se forjó el Sevilla de la temporada 2017-18. Se reforzó el equipo con jugadores de un perfil más hecho, con menos que demostrar, como Nolito, Navas o Banega. Siguiendo esta lógica de reconducción no traumática, se remendaron las costuras por las que se había roto el Sampaolismo. Un refresco para N´zonzi, y llegó Pizarro. Un goleador que aprovechara los espacios, y llegó Muriel. Alternativas para los laterales y llegaron Corchia y finalmente un Carole pescado a contrapelo, porque Amavi no pasó el reconocimiento médico. Contra la salida de Ramí, llegó Kjaer y por último, se recibió a Geis en préstamo para apuntalar la medular.

Mejores resultados que juego

El equipo echó a andar, tan dubitativo en juego como sólido en resultados, con un gran susto en la previa de Champions. El recién nacido de Arias, bien pudo haber sido eliminado por el Istambul Baharshihir y haber descarrilado a las primeras de cambio. Sin embargo, los turcos no encontraron premio a sus esfuerzos y el Sevilla accedió al sorteo de grupos. A base de oficio y con cierta dosis de fortuna, se obtuvieron unas victorias iniciales y el proyecto de Arias encontró su primera base concreta sobre la que asentarse. El Sevilla se metió arriba porque le salieron bien las recetas aplicadas. Como a Sampaoli se le cayó el equipo por agotar las pilas de sus jugadores clave, Berizzo optó por una política de rotaciones extrema. Como a Sampaoli le faltó rigor defensivo, Berizzo trató de imponer una férrea defensa individual. Tratar de evitar los males pasados, manteniendo la filosofía ofensiva de la posesión de balón.

Para los miembros de Familia Rojiblanca, como para todos los sevillistas, resultaba difícil concretar una opinión sobre la marcha del equipo. Se percibía un atisbo de calidad durante ciertas fases de los partidos, pero aparecían también fases de mediocridad. El equipo no terminaba de hacer un partido redondo que nos satisficiera completamente.

Cuando pasó el primer tercio de la temporada, el modelo, a pesar de tener coherencia lógica dejó de funcionar. Precisamente, las recetas aplicadas no lograron su objetivo. La defensa personal fue desnudada rápidamente por los rivales que la desorganizaron fácilmente. Carriço y Pareja se operaron y dejaron el centro de la zaga huérfanos. Apareció Geis como parche, pero no se pudieron evitar ciertas goleadas sonrojantes. En ataque, no estaba mejor la cosa. Muriel empezó muy perdido y el juego lento y previsible del equipo daba demasiadas ventajas a los rivales. Aun así, a los entrenadores los condenan o los mantienen los resultados. A pesar de los pesares, Berizzo mantuvo al equipo en puestos europeos y pasó la fase de grupos de la champions.

monchi

Al parón navideño llegó el equipo falto de aire. El entrenador peleado con N´zonzi, gravemente enfermo y bajo un radical tratamiento. Castro y Arias quisieron reaccionar y retomar el rumbo antes de que fuera tarde. Prescindieron del entrenador y lo sustituyeron por Montella, no sin antes, sondear varias opciones de entre los entrenadores que estaban en paro. El ex del Milán se puso manos a la obra y desactivó prácticamente todos los mecanismos de Berizzo. Fuera la defensa al hombre, fuera el futbol horizontal, fuera las rotaciones desbocadas. Dentro el orden táctico atrás, dentro el futbol vertical, veloz y directo, dentro un once tipo todos los partidos. Con estos nuevos conceptos, el Sevilla ha enderezado el rumbo y ha accedido a semifinales de la Copa del Rey.

Ligeramente peor en liga y vivo en copa

Cuando se fue Monchi, el Sevilla era tercero con 55 puntos, esperaba la eliminatoria de octavos de Champions que finalmente perdería frente al Leicester y el real Madrid lo había eliminado en octavos de copa. Por mucho que corra, en liga no llegará el equipo este año a marzo mejor que el pasado. Ahora es sexto con 33, muy lejos. Pero si tiene al alcance hacerlo como finalista de copa e igualmente, aguarda la eliminatoria de copa de Europa frente al United. De manera que puede decirse que Oscar Arias ha logrado un éxito importante, superando este primer año post Monchi, al menos, sin pegarse un batacazo. Ya es bastante decir, cuando el reto era tan complicado.

Familia Rojiblanca ha seguido con pasión este primer año de la era post-Monchi. Hemos seguido las directrices de NEO FM sobre el tono cordial y ameno. Apostamos por la participación de los oyentes y por la diversión, pretendiendo siempre aportar con el análisis reposado una visión de los asuntos de Sevilla FC lo más plural posible. Y lo seguiremos haciendo, como miembros de la infantería sevillista. Disfrutando y sufriendo juntos, de ser sevillistas.

¡Viva el Sevilla!

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *