Cuando la monotonía llega y la pasión se va

llega la pasión

La monotonía y el aburrimiento son los enemigos públicos de cualquier relación de pareja o del propio ser humano como individuo. Si estás dispuesto a poner de tu parte y quieres atreverte a innovar para que eso no suceda, te desgranamos algunos recursos muy útiles.

Redactado por Ayla Deseare, presentadora de A 100

La monotonía es la principal causa de que nada vuelva a ser lo que era en tu vida. De hecho, si cometes el error de abrirle la puerta de par en par estarás haciendo que la pasión salga por la ventana de forma automática. Esta enemiga sigilosa suele aliarse con el aburrimiento y, entre ambos, son capaces de dormir o incluso matar el deseo de los amantes más ardientes.

Para impedir que este mal eche raíces en tu relación y acabe por dinamitarla con el paso del tiempo es básico que, junto a tu pareja, pongas de tu parte para que la llama del deseo sexual nunca pierda vigor ni se apague.

El deseo sexual y la química de la atracción hacia otra persona

El deseo sexual es un proceso químico y, al mismo tiempo, una energía psíquica que combina con todo y se agiganta con ingredientes como la intimidad, la compañía y, sobre todo, la complicidad.

El deseo y la atracción sexual responden, normalmente, a aspectos cognitivos, afectivos y neurobiológicos aunque también influyen otros factores internos y externos.

La costumbre de estar juntos y el paso del tiempo suele desembocar en un estado de acomodamiento mutuo. Además, hay casos en los que la responsabilidad de ser padres, por ejemplo, consume buena parte del tiempo que antes se destinaba al sexo.

Por eso es recomendable que el paso de los años no nos vuelva conformistas, ni tampoco podemos dejarnos llevar por las rutinas habituales ya que, a la larga, acaban por matar la pasión. Hay todo un universo de cosas por descubrir o recuperar y, para hacerlo, solo es necesario generar un espacio para estar juntos de manera íntima, se tenga la edad que se tenga.

llega la pasión

Las fantasías nos ayudan a estimular la imaginación

Las fantasías sexuales, como las definió Freud, son representaciones no destinadas a su ejecución. Por tanto, cuando queremos que se conviertan en realidad, pasan de ser fantasía a convertirse en deseo.

Durante mucho tiempo, las fantasías sexuales han sido consideradas un tabú y algo de lo que avergonzarse. Pero, afortunadamente, cada vez se ven como algo más natural y propio de la sexualidad de cada uno. La razón para no renegar de ellas es que, además de participar en nuestro equilibrio psíquico gracias a no negarnos aquello que nos excita, alimentan el deseo, intensifican el placer, enriquecen nuestra vida sexual y son el motor de una sexualidad más abierta y desarrollada.

Las fantasías sexuales, por tanto, son algo muy recurrente y constituyen un magnífico recurso erótico para desarrollar la imaginación y evitar la monotonía. Sin olvidar que no es obligatorio compartirlas con nadie si no nos apetece, ya que forman parte de nuestra privacidad.

Hay que tener en cuenta que de la fantasía a la realidad hay una gran distancia y, por eso, es importante pensar que podemos tener absoluta libertad para fantasear con lo que nos plazca, ya que no nuestras fantasías lo que nos definen, sino nuestros actos.

Los juegos eróticos, sin embargo, son algo mucho más tangible, y muy variados. También constituyen un gran recurso para no dejarnos caer en la monotonía, además de acercarnos mucho más a nuestra pareja o compañero/a de ‘cama’. Abrirse a nuevas experiencias puede descubrirnos nuevas vías de excitación y placer, siempre que los practiquemos de una forma responsable y segura.

Cómo cambiar nuestros hábitos en las relaciones de manera fácil

Como Orientadora Sexual y Sex Coach y experta en Tapersex, llevo una década ayudando a personas a combatir la monotonía en las relaciones y en su propia sexualidad, y evitando que el aburrimiento y la desidia se instalen en su vida sexual.

Hay miles de artículos para el disfrute del placer adulto a nuestro alcance, esperando que los utilicemos para desterrar de nuestras vidas la sensación de haber perdido la magia, como consecuencia de conformarnos con mantener siempre los mismos hábitos o costumbres.

En los tiempos que corren, cada vez es más habitual que parejas o personas que antes eran muy reacias a aderezar las relaciones sexuales con productos para adultos recurran ahora a la lencería, los juguetes, los lubricantes o los aceites, por ejemplo, para mejorar los preliminares y potenciar una sexualidad mucho más placentera.

Si a su uso le añadimos otros pequeños trucos para romper con la tediosa cotidianeidad, como pueden ser una cena romántica o atrevernos a recuperar el morbo, las miradas, las insinuaciones o los juegos verbales, habremos avanzado mucho para que la pasión abandere nuevamente nuestra relación.

llega la pasión

En cualquier caso, si quieres muchas más ideas para salir de la monotonía y conocer muchas más cosas sobre la sexualidad desde un punto de vista ameno y divertido, te recomendamos que nos sintonices en la madrugada de cada miércoles, de 00:00 a 1:00 horas (una hora menos en Canarias), en NEO FM 90.4 Sevilla y en www.neofm.es. Os esperamos semanalmente en ‘A 100’, un programa de sexo único en su especie.

Cristina Luque

Marketing Manager, especialista en el ámbito empresarial y técnicas Inbound. Apasionada de la comunicación, de la radio y de Neo FM.

Déjanos un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *